Saltar al contenido

Historia del ajo negro: origen, proceso de fermentación y beneficios para la salud

El ajo negro es un producto originario de Japón, surgido accidentalmente durante un proceso de fermentación controlada del ajo blanco. Se caracteriza por su color negro azabache y su textura blanda y cremosa. A diferencia del ajo blanco, su sabor es suave y dulce, sin el característico olor fuerte. Además, el ajo negro contiene una mayor concentración de propiedades beneficiosas para la salud. Su uso en la cocina es cada vez más común debido a su versatilidad.

Fermentador para ajo negro en color rosa
Índice de lo que verás en este Post

Origen del ajo negro en Japón

El ajo negro, un alimento que ha ganado popularidad en los últimos tiempos, tiene su origen en Japón. Su surgimiento fue completamente accidental, cuando un científico japonés buscaba eliminar el olor tan fuerte del ajo blanco.

Surgimiento accidental del ajo negro

Con la intención de reducir el fuerte olor y más el que deja después de su consumo, el científico sometió al ajo blanco a un proceso de fermentación controlada. Fue durante este proceso que se produjo la transformación sorprendente del ajo blanco en ajo negro. El ajo cambió completamente de color, adquiriendo una tonalidad negra y perdiendo su aroma característico.

Proceso de fermentación controlada

El proceso de fermentación del ajo blanco para obtener ajo negro se realiza de manera meticulosa. Las cabezas de ajo se colocan en bandejas dentro de cámaras estancas, donde se mantienen a una temperatura y humedad constante durante aproximadamente 30 días. Tras este periodo, se sacan de las cámaras y se dejan oxidar en salas acondicionadas durante unos 45 días más. Durante este proceso, el ajo experimenta cambios en su aspecto y color hasta convertirse en ajo negro. Es importante destacar que este proceso no requiere la adición de aditivos, ya que la transformación es completamente natural.

El surgimiento accidental del ajo negro en Japón y el proceso de fermentación controlada son los pilares fundamentales para entender la historia y origen de este alimento tan singular.

Hoy en dia se puede fermentar ajo negro desde casa con una arrocera o con un fermentador de ajo casera. Puedes considerar los siguientes productos de venta en amazon para realizar este proceso:

Características del ajo negro

Ajo-fermentado-para-cocinar

Aspecto y textura del ajo negro

El ajo negro se destaca por su color negro azabache y su aspecto carbonizado, que le dan un aspecto distintivo en comparación con el ajo blanco. Sin embargo, su textura es completamente diferente, siendo blanda y cremosa en lugar de ser dura y firme. Esta textura gelatinosa hace que el ajo negro sea perfecto para untar en pan o utilizarlo como ingrediente en diversas preparaciones culinarias.

Diferencias con el ajo blanco

Aunque a simple vista el ajo negro pueda parecer similar al ajo blanco, existen diferencias notables entre ambos. Además del color y la textura, el ajo negro se distingue por tener un sabor más suave y dulce en comparación con el ajo blanco. También es importante mencionar que el aroma del ajo negro es menos intenso, eliminando así el problema del mal aliento que puede causar el consumo de ajo blanco.

Otra diferencia significativa es su composición nutricional. El ajo negro contiene una mayor concentración de propiedades beneficiosas para la salud en comparación con el ajo blanco. Componentes como los tiosulfinatos, polifenoles y ácido linolénico se presentan en mayores cantidades en el ajo negro, llegando a ser hasta diez veces mayor en comparación.

Beneficios para la salud

Recuerda que esta información es totalmente informativa y no es una receta médica, si consideras realizar el consumo del ajo negro para corregir alguna situación en tu salud, te recomendamos ampliamente primero visitar al especialista.

Propiedades nutricionales

El ajo negro presenta una concentración más alta de componentes medicinales en comparación con el ajo blanco común, lo que lo convierte en un superalimento. Contiene tiosulfinatos, polifenoles y ácido linolénico en mayor cantidad. Estos componentes aportan una serie de beneficios para la salud, como propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antitumorales y antimicrobianas.

Efectos positivos en la salud

El consumo de ajo negro se ha relacionado con una serie de efectos positivos para la salud. Entre ellos, destaca su capacidad para regular la presión arterial y prevenir la hipertensión. También ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Además, fortalece el sistema inmunológico, acelera la cicatrización de heridas y contribuye a disminuir los niveles de colesterol malo y triglicéridos.

Otro beneficio destacado es su efecto diurético, favoreciendo la eliminación de líquidos y toxinas del organismo. Además, se ha demostrado que el ajo negro puede ser beneficioso para personas con problemas respiratorios como el asma, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y expectorantes. También contribuye a combatir el estrés y la depresión, debido a su efecto energizante y su capacidad para estimular la producción de serotonina en el cerebro.

Además, el ajo negro fortalece los huesos gracias a su contenido en nutrientes esenciales como el calcio y el fósforo. También ayuda a regular el tránsito intestinal, favoreciendo una digestión saludable. Su acción antioxidante ayuda a proteger las células del organismo contra el daño causado por los radicales libres, retrasando el envejecimiento y previniendo enfermedades asociadas al estrés oxidativo.

Recuerda que esta información es totalmente informativa y no es una receta médica, si consideras realizar el consumo del ajo negro para corregir alguna situación en tu salud, te recomendamos ampliamente primero visitar al especialista.

Uso en la cocina

El ajo negro se ha convertido en un ingrediente muy valorado en la cocina. Su sabor suave y dulce lo hace versátil y puede utilizarse en una amplia variedad de preparaciones. Se utiliza como condimento para realzar el sabor de platos salados como carnes, pescados, sopas y salsas. También se emplea en la elaboración de tostas y canapés, donde su textura cremosa destaca. Incluso se utiliza en la creación de chocolates, aportando un sabor único y sofisticado.

Te dejo algunas recetas culinarias para utilizar tus ajos negros:

Más post sobre el ajo negro